--> www.kuyle.info kuyle.info

El negocio de las aplicaciones visto desde el pánico que ha supuesto que WhatsApp costase 0,89 euros al año en Android.

lunes, 18 de marzo de 2013 Kuyle.info

La costumbre de los contenidos gratuitos en aplicaciones móviles ha sido algo en lo que los clientes siempre han sabido sacar partido. El pánico que ha desatado WhatsApp al anunciar un precio anual de 0,89 euros es un ejemplo de ello. Bien es cierto que para los usuarios la aplicación queda mucho más bonita pintada como gratuita, pero el coste que supone no es ni mucho menos para tirarse de los pelos. Y es que tal vez preocupa más el cómo pagarlo, que el importe total en sí.

El servicio de mensajería WhatsApp llevaba tiempo avisando en sus condiciones que el servicio supondría un coste que anualmente o en cada actualización no se aplicaba. Hasta que el cobrador llamó a la puerta de los clientes creando un revuelo inesperado para algo previamente anunciado. ¡Que nos privatizan la sanidad, dejar de hablar del coste de WhatsApp!, indicaban algunos usuarios en los medios nacionales que se hacían eco de la noticia del coste anual de 0,89 euros en esta aplicación.

Más o menos agraciado, el comentario nos hace volver a la realidad. Line aprovecha este revuelo para anunciarse en televisión como ninguna aplicación lo había hecho hasta la fecha. Bien es cierto que mientras que Google Play dispone de miles de aplicaciones gratuitas en iOS encontramos muchas de ellas de pago y sus usuarios están más acostumbrados a este tipo de coste incluso en WhatsApp, una aplicación que en iOS ha tenido coste de descarga desde el inicio de los inicios.

También es cierto que el procedimiento de Apple orienta al pago por parte del cliente. ¿El motivo? Desde que el usuario se registra en su tienda se le solicita unos datos bancarios. Esto en Android no pasa y por ello sus usuarios son muchos menos propensos y desconfiados al pago. Lo que ha hecho WhatsApp es generar una necesidad para una vez creada, pasar a ser una aplicación de pago y éxito.

Algo que aseguraría un negocio redondo si no fuera porque existen competidores cercanos que ofrecen un servicio igual o superior anunciando que nunca tendrán coste. De dónde obtengan sus competidores el beneficio es casi lo de menos, nuestros datos nos guste o no están a disposición de cualquiera de estas empresas y publicidad pueden introducir en el momento menos pensado. Aunque Line pretenderá fomentar una tienda a través de diversas aplicaciones propias creadas y así un negocio.

Esto es algo que ha hecho por ejemplo Spotify, la aplicación de música que hoy anunciábamos junto a un acuerdo con Movistar. En principio fue gratuita y años después paso a ofrecer 10 horas de música gratis al mes con opciones Unlimited y Premium a un atractivo precio. Con la aplicación móvil descubrimos que sólo puede ser utilizada con una cuenta Premium asegurando así un beneficio.

Dentro del catálogo de aplicaciones móviles la gran mayoría no llegarán a ser rentables nunca. Existen aplicaciones que no llegan a descargarse y son eliminadas. Estas han supuesto un coste de programación y testeo. Y entre aquellas que logren éxito tendrán la oportunidad de pasar a ser de pago como WhatsApp o incluir micropagos como Line, que dentro de la aplicación incluye funciones añadidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.