--> www.kuyle.info kuyle.info

La política de reparación de Apple es una estafa para el usuario, explicamos los motivos y vemos alternativas.

sábado, 2 de febrero de 2013 Kuyle.info

En Kuyle.info hemos hablado en alguna ocasión del servicio técnico de Apple y la actuación de los operadores móviles ante la reparación de un modelo de este fabricante. Una interesante entrada que se contrasta ahora con la información mostrada en El Confidencial dónde un ex empleado de la compañía ha hablado sobre el servicio técnico de la marca. La rotura de la pantalla por caída es la causa más común de avería en el Smartphone, tanto es así que el 60% de los usuarios que acuden al servicio técnico lo hacen por esta causa. Si el terminal se encuentra dentro de garantía la reparación no cubre estos daños por ser ajenos a la fabricación.

Por ello el usuario tiene que acatar la reparación que proponga el fabricante, que en el caso de Apple es más extremo ya que ninguna persona autorizada puede manipular uno de sus terminales. Sin embargo la excepción siempre existe y la popularidad de estos terminales hace que surjan toda una red de establecimientos regentados normalmente por ciudadanos chinos que ofrecen un arreglo más rápido y económico que la propia reparación realizada por Apple.

Estos centros piden las piezas a los mismos sitios que Apple con la diferencia de que ellos mismos las instalan a menor coste y en el momento, delante del propio cliente si quiere, sin que sea necesario quedarse sin móvil una semana. Según indican estos centros se trata de un negocio legal con la salvedad de que se pierde la garantía del fabricante al ser manipulado por un centro no autorizado.

Sin embargo si el móvil no queda bien estos centros te ofrecerán la alternativa de volver y revisar el arreglo. Las piezas adquiridas pueden ser de peor calidad que las puestas por el propio fabricante, pero esto es algo que el propio cliente puede pedir en la reparación, piezas originales de mayor coste. De esta forma cambiar la pantalla de un iPhone en una de estas tiendas nos costará entre 50 y 90 euros en función de la pieza mientras Apple nos cobrará 161 euros para el modelo iPhone 4S.

Además se puede contratar una opción de reparación exprés con un sobrecoste de 290 euros dejando además una fianza al fabricante de 400 euros. De esta forma el precio final asciende a 451 euros, un precio que por poco llega al precio real del terminal pero que contratan aquellos clientes que necesitan una reparación exprés de su terminal, como sería el caso de las grandes corporaciones sin olvidarnos de directivos o cargos públicos. 

La alternativa de reparación no vale para todos los terminales. Por ejemplo la pantalla Retina del iPad no la suelen reparar estos centros no autorizados ya que el coste de la pantalla alcanza los 260 euros más envío de pieza y mano de obra. Por ello una de estas tiendas te realizará la reparación por un coste que ronda los 300 euros, algo que el cliente no considerará atractivo. Es un precio elevado que sin embargo no alcanza los 480 euros que solicita el fabricante para su reparación.

Apple dispone de una serie de talleres técnicos autorizados para reparar toda la gama de productos que tiene en el mercado. Según indica la propia compañía estos talleres ofrecen una mayor confianza a los clientes, mejor reputación y acceso directo a las piezas. Pero no es oro todo lo que reluce según indica Jean Koulev, ex trabajador técnico de Apple, en la web de El Confidencial. 

Después de abandonar hace cinco años la compañía la cláusula de confidencialidad termina y el técnico no duda en indicar que 'el primer inconveniente al que se enfrentan este tipo de talleres es que están muy limitados. Apple fabrica una serie de equipos con manuales para guiar a lo técnicos, en el que se explica cómo están fabricados pieza por pieza. El problema es que si se estropea la tecla central se cambia la pieza entera por política de empresa, que cuesta entre 200 o 250 euros'.

Otro ejemplo que Jena Koulev indica es 'si entra un poco de agua en el trackpad y se estropea el controlador, que es una pieza diminuta, lo normal es cambiar todo el componente que cuesta 80 euros. Sucede lo mismo con el monitor, si se rompe parcialmente o sólo se ha dañado la bisagra se cambia todo. Es lo que indica el manual pero en realidad es una estafa'.

Razón no le falta ya que sustituir el cristal del terminal puede costar alrededor de 50 euros mientras que el cobro total del fabricante asciende a 161 euros. La política de empresa obliga en muchos casos a cambiar la pieza entera. Y la pieza estropeada la envían a China dónde se repara y vuelve al mercado. A veces incluso se cambian piezas de ordenadores de Apple que sólo necesitan una limpieza.

'En una ocasión un cliente acudió al servicio técnico para arreglar su ordenador. En realidad tenía un problema en el disipador, que en este modelo estaba por encima de los chips y parcialmente oculto en el ventilador. Estaba obstruido y se recalentaba, lo que terminó por estropear un sensor. La tienda recomendó cambiar la placa entera con un coste de alrededor de 300 euros, en lugar de limpiarlo y cambiar sólo el disipador, que hubiese costado 30 euros aproximadamente'.

La explicación de esta política se debe a que estos centros autorizados están sujetos a las directrices de Apple y sus manuales de reparación. 'La poca preparación de los técnicos es otro factor determinante, no saben manipular piezas y además algunas piezas son muy complejas de manipular lo que requiere una gran formación, experiencia y tiempo. Por eso los manuales de Apple están hechos para imbéciles', indica Jean Koulev. Los técnicos suelen ser becarios no certificados y por ello el sueldo de los mismos rondan los 1.000 euros, un negocio redondo en cualquier caso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.