--> www.kuyle.info kuyle.info

¿Qué son los SMS Premium? Te mostramos porqué es una estafa, como reclamarlos y darnos de baja.

domingo, 21 de octubre de 2012 Kuyle.info

Para que los servicios de SMS Premium y suscripción de servicios no fueran una estafa, los usuarios deberían ser advertidos por su operador que intermedia en dicho servicio o al menos por la empresas de suscripción. Sin embargo el cliente realiza un alta a estos servicios en su mayor parte sin ser conscientes de los costes que derivan ni el servicio que está utilizando. Un problema que empieza cuando la factura llega con cargos adicionales de una empresa externa a su operador.

A través de un simple anuncio que nos invita por ejemplo a conocer los puntos disponibles de nuestro carnet, el sistema nos lleva a una página que simula la de la DGT según mostramos en imagen y nos solicita el número móvil. Después nos pedirá que introduzcamos el código recibido en el móvil por mensaje y alta realizada en la suscripción premium.

A partir de aquí el cliente recibirá mensajes semanales o diarios con un coste que ronda entre los 0,30 euros y los 3,6 euros en función del servicio suscrito. Esto a final de mes puede suponer un coste adicional de factura que rondaría los 30 a 90 euros. El usuario ni tiene claro a qué se debe ni sabe qué empresa es la que le factura estos servicios.

¿Qué dice la Ley? Este es el primer problema ya que indica que los SMS Premium deberán contar con el consentimiento previo del abonado. Y así se hace, pero en forma de engaño. Por su parte la atención al cliente que prestan los proveedores de servicios es tan ineficaz como descompensada, ya que a veces muestran números de coste adicional que encima vuelven a encarecer nuestra factura.

Una pesadilla por la que han pasado al menos tres de cada diez líneas móviles y que aumenta las reclamaciones en el sector de la telefonía móvil. Y por ahora sólo Movistar se ha mostrado dispuesto a evitar este tipo de fraudes, aunque a la hora de la verdad no lo ha llevado a la práctica. Este tipo de servicios le generan parte de los ingresos cargados al cliente.

Los operadores por norma general no abonan este tipo de consumos, salvo reclamación administrativa, ya que corresponden a pagos generados por empresas externas y por ello el procedimiento de reclamación nos remite a reclamar estos productos a la empresa que suministra el servicio (Blinko, Club Zed, Movilisto, Waala, etc) para solicitar la devolución de los importes.

El paso de reclamación a la empresa que presta el servicio es recomendable en caso de que se decida posteriormente una reclamación administrativa. La Oficina de Seguridad del Internauta ha llegado a mostrar en su página web un ejemplo de dicho fraude y como este tipo de empresas muestran falsos anuncios como el que mostramos en imagen para captar abonados. 

En este caso el banner publicitario puesto como ejemplo no nos ofrecerá al final el saldo de puntos ya que este dato sólo lo ofrece la DGT. Sin embargo utilizan una apariencia similar para llevarnos al engaño. En caso de alta involuntaria nos recomienda enviar la palabra BAJA al número que nos remite esos mensajes. Otro ejemplo lo muestra el periódico ABC en forma de test de inteligencia.

Otras organizaciones como la OCU indican que todo comienza en algún lugar y momento que ni siquiera recuerdan los usuarios dónde se rellena un formulario de sorteo, hacemos un divertido test online o participamos en una votación que nos solicita el número de móvil y como usuarios lo damos y confirmamos el código recibido.

En este aspecto la OCU ha solicitado en varias ocasiones que este tipo de servicios desaparezcan ya que mientras una norma no se cumpla estos servicios no deben estar activos. Mientras tanto recomiendan que cualquier mensaje recibido de una numeración 79 se tenga en cuenta como estafa y se responda solicitando su baja o solicitarlo directamente al operador.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.