--> www.kuyle.info kuyle.info

Movistar quiere una estrategia de precios bajos sin promociones al igual que realiza Mercadona.

miércoles, 2 de mayo de 2012 Kuyle.info

Movistar quiere enfriar la actividad del mercado frenando promociones y subsidios y apostando por precios fijos para evitar la saturación de la atención al cliente, que deteriora la calidad y eleva costes. De esta forma leemos en Expansión que Movistar ensaya la fórmula de los supermercados Mercadona.

El pasado año el operador perdió una media de 40.000 clientes mensuales en un ambiente móvil muy competitivo a favor de Orange, Yoigo y los operadores virtuales que son los actuales operadores que logran marcar tendencia positiva al cliente.

Movistar como todo operador estaba atrapado en un ambiente de ofertas, contraofertas, promociones y descuentos continuos que reducen los márgenes de beneficio sin lograr fidelizar al cliente, por ello realizó una bajada de precios para frenar esta pérdida.

De esta forma logró salvar parte del mercado de banda ancha reduciendo el precio de 40 euros al mes a la mitad y pasando de perder 42.000 clientes en Junio y 46.000 en Julio a 7.000 clientes en Diciembre. En el mercado móvil apenas se ha percibido.

Pero con estos recortes el operador también tomó una decisión que ha pasado desapercibida, el fin de las promociones. La apuesta de Movistar pasa por ofrecer precios fijos sin promociones, algo que muchos consideran una estrategia al estilo Mercadona.

En este aspecto Mercadona hace empeño en indicar que tienen Siempre Precios Bajos sin acudir a ofertas tradiciones de otros supermercados ya que ellos mantienen el menor precio posible todo el año, algo que junto a otros detalle tiene resultados positivos.

Pero en el caso de Movistar existe otro motivo y es que la gran cantidad de clientes del operador junto con su antigüedad en el sector y un negocio móvil que creció separado del fijo hace más complejo su sistema de información provocando un deterioro.

Es difícil de esta forma atender a todo el mercado con calidad y sin errores para mantener a todos los clientes satisfechos. Y en este caso reunificar sistemas requiere mucho tiempo y dinero, algo en lo que por ahora Movistar no está dispuesto a realizar.

La estrategia de Mercadona evitaría promociones para reducir llamadas al servicio de atención al cliente junto con otros ajustes como el fin de subvención a nuevos clientes pero manteniendo retención los actuales clientes junto con los una bajada de precios.

Un claro ejemplo a la estrategia que Mercadona tiene desde hace años y que imita hasta el punto de reducir la publicidad drásticamente estos dos últimos meses según vimos en Kuyle!, en un intento de mostrar una imagen menos promocional para los nuevos clientes.

La idea de Movistar era cambiar los atributos del mercado móvil basado en el binomio subsidio y promoción por el de inversión y cliente. De esta forma se intenta blindar la base de clientes aprovechando además sus productos fijo, móvil y televisión.

El operador más grande del país es el que tiene actualmente más posibilidades de perder clientes y el mercado estaba en un punto en el que todos los operadores se robaban miles de clientes al día sin que aumentase la cartera de los mismos a gran escala.

Lo que está por ver es si la nueva técnica que persigue Movistar tendrá éxito, de momento en banda ancha gracias a su reducción de precio el operador ha conseguido estar en un valor casi neutro. También ayuda en este caso la inversión en fibra óptica.

Pero en móvil con el fin de las subvenciones el operador lo ha pagado caro y ha perdido en Marzo cerca de 120.000 clientes, el doble que la media mensual de 2011. En este caso Vodafone ha decidido seguir los pasos del operador azul en subvención móvil.

Pero el desafío de Orange pone en duda toda la estrategia de Movistar hasta tal punto que el operador azul ha tenido que volver a la subvención parcial de terminales para evitar tal fuga de clientes. El método de blindar a sus clientes por ahora no logra funcionar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que MoviStar nunca llegará a ser el Hacendado de la telefonía móvil.

Su obstinación por cobrar servicios que no se prestan, la artificial e innecesaria complicación en sus tarifas y promociones, sus elevados precios, su deficiente atención al cliente... estas actuaciones chocan frontalmente con la política y la orientación al cliente de Mercadona.

Kuyle.info dijo...

Hola Anónimo,

Es cierto que son dos negocios muy diferenciados partiendo del número de reclamaciones: líderan los operadores de telecomunicaciones. Telefónica quiere jugar con su imagen de marca y mostrar que ahora es capaz de garantizar productos de calidad a buen precio (no el mejor precio, ya que Mercadona no juega con ello). Si lo conseguirá o no es una incertidumbre, pero está claro que existirán aspectos positivos y otros no tanto en esta práctica.

Un saludo y gracias por el comentario.

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.