--> www.kuyle.info kuyle.info

Pantallas de Grafeno y pantallas de OLED: flexibles, ecológicas y económicas. ¿Y en su contra?.

lunes, 19 de marzo de 2012 Kuyle.info

El respecto por el medioambiente entre otros factores ha llevado a los fabricantes móviles a estudiar nuevas vías de comercialización que añadan avances y perfección a sus sistemas. Uno de los grandes asuntos pendientes de los fabricantes móviles son las pantallas flexibles. Estas a su vez son más ecológicas y económicas, pero contienen algunos inconvenientes.

Los hemos visto en las películas, pero nunca podíamos llegar a pensar sobre la utilidad de un móvil flexible que podamos guardar enrollado en el bolsillo. La realidad es que el móvil flexible ya está presente aunque no comercializable en el mercado a día de hoy.

El ritmo de la evolución móvil contiene cada vez más procesos nocivos para el medio. Por ello la industria móvil busca formulas que contaminen menos y en esta apuesta destacan dos materiales que darán mucho que hablar: las pantallas de OLED y Grafeno.

El Grafeno es uno de los materiales llamados a revolucionar la electrónica, su procedencia la encontramos en el carbono. Su principal virtud es la posibilidad de poder crear pantallas flexibles que se pueden guardar en cualquier sitio sin ocupar espacio.

Se trata de un material muy ecológico y cuyos costes de fabricación es mucho más económico que los procesos convencionales, lo que podía llevar a una reducción del coste de los actuales Smartphone aunque a simple vista pensemos lo contrario. 

De momento su evolución está siendo muy lenta a pesar de ser una tecnología prometedora para la industria. ¿El motivo? El Grafeno es difícil de extraer y todavía no se ha estandarizado un método de producción eficaz para la fabricación en cadena.

Por otra parte existen otro tipo de pantallas que también están llamadas a revolucionar la tecnología móvil, estas serían las pantallas de OLED. Su gran ventaja es el poder emitir luz sin fuentes externas, lo que permite fabricarlas en láminas flexibles.

El resultado es que podemos tener pantallas más pequeñas ya que no necesitamos ningún elemento externo de luz. De esta forma el consumo eléctrico de las pantallas OLED es menor y cuentan además con otras virtudes como un mayor ángulo de visión y brillo.

Su mayor inconveniente es que su proceso de fabricación no es sencillo y es posible que todavía quede camino por recorrer para disponer de la misma eficacia que las pantallas de cristal líquido, aún así las de OLED resultan más económica de fabricar.

Las pantallas flexibles son el futuro, con menos costes de producción y más ecológicas. Pero esta tecnología tiene que adaptarse. En este aspecto es posible que primero veamos terminales con pantallas flexibles y después terminales flexibles.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.