--> www.kuyle.info kuyle.info

La guerra entre Apple y Foxconn sitúa a la sociedad China en contra de la gran manzana.

domingo, 4 de marzo de 2012 Kuyle.info

Dicen que Liu Guilin, director de Foxconn, despertó en plena noche a 8.000 trabajadores chinos de los dormitorios de las fábricas. Dio a cada empleado una taza de té y una magdalena y en cuestión de minutos iniciaron un turno de 12 horas de montaje de pantallas de vidrio en marcos biselados.

Así pudo Apple llegar a tiempo para lanzar su famoso iPhone. El genio Steven Jobs había decidido instalar horas antes pantallas de vidrio en su novedoso teléfono móvil, harto de lo fácilmente que se rayaban las pantallas de plástico, según indica Expansión.

Apple fabrica cada año en China 90 millones de iPhone y 40 millones de iPad, pero sin embargo es imposible comprar en este país la tan preciada tableta. Y eso que la empresa de la gran manzana da trabajo en el país a más de 500.000 ciudadanos chinos.

Sin embargo el país asiátino apoya más las pícaras maniobras de la para nosotros desconocida Proview Shenzen, una compañía taiwanesa que en su día engañó al fallecido Steven Jobs y que le está haciendo la vida imposible a Apple en el mercado chino.

Proview tenía registrada la marca iPad y se la vendió a Apple por algo más de 50.000 euros, así Apple tenía en mente disponer de los derechos para comercializar esta marca en todo el mundo pero se olvidaron de leer la letra pequeña de los listillos de Proview.

Estos se habían guardado los derechos de la marca para China. Tras el éxito comercial de la tableta, Proview ha conseguido que el tribunal del país le de la razón y que de esta forma Apple no pueda comercializar el iPad en China, ratirandolos de las tiendas.

La empresa taiwanesa que está en quiebra exige ahora a Apple 1.200 millones de euros para transferir al completo la marca. Ahora un nuevo juicio empieza en la ciudad China de Guangdong para intentar que ambas compañías lleguen a un acuerdo de venta.

Fue en esta misma ciudad dónde tiene sus instalaciones Foxconn, al empresa subcontratista de Apple que fabrica los iPods, iPhone e iPad de todo el mundo. Fue en una de sus fábricas dónde se cambiaron a toda prisa 680.000 pantallas de vidrio en una noche.

En el complejo de Foxconn trabajan 230.000 empleados con turnos de seis días por semana en una jornada laboral de 12 horas al día a un sueldo diario que no supera los 20 dólares. La mitad de los trabajadores viven en barracones de la empresa.

Todo esto a pesar de fabricar los productos estrella de la empresa con más valor bursátil del mundo (clic) que declara la mayor parte de sus ingresos en paraisos fiscales. Es ahora cuando la impecable imagen de Apple se ve manchada por Foxconn.

Foxconn es imbatible en costes ya que no existe en el mundo ninguna fábrica capaz de movilizar a 8.000 trabajadores en plena noche. Aquí no hay sindicatos que protestes los interminables turnos de trabajo a precios de coste o las condiciones de los trabajadores.

Varios trabajadores se han suicidado estos últimos meses por cansancio laboral y la empresa a tenido que instalar redes en las ventanas para evitar que los empleados se tiren al vacío. Además han tenido que contratar psicólogos para no reducir la producción.

La polémica mundial que alcanza este tema ha llevado a un aumento de sueldo de los trabajadores hasta los 200 euros mensuales de los que se tienen que descontar 15 euros mensuales que cuestan los barracones y 60 céntimos diario en concepto de comida. 

Los directivos de Apple intentan salvar su imagen y han enviado a una delegación de investigación a su proovedor, pero lo hacen con la boca pequeña. Parte de los 20.000 millones que Apple gana al año corresponden a los bajos coste de producción en China.

Pero ahora los chinos les han salido respondones y no le dejan vender ninguno de los 40 millones de iPad que allí producen. Y el país se empeña en ayudar a competidores como Meizu o Xiaomi (clic) a plantar cara a Apple fabricando productos similares en China.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.