--> www.kuyle.info kuyle.info

El móvil cambia las normas de relación entre personas, ahora lo tenemos hasta en la mesa.

domingo, 8 de enero de 2012 Kuyle.info

La imagen resultará familiar en los próximos meses, pese al mal gesto que hasta la fecha puede provocar. Es el caso de algunos restaurantes que empiezan a dejar un platillo para que los comensales dejen en descanso su teléfono móvil. 

La imagen puede parecer anecdótica pero en el fondo vienen a romper unas normas de comportamiento modeladas durante siglos. La moda de compartir mesa, vajilla y mantel con el móvil ya es algo que se hace en Asiala moda parece expandirse a Europa.

Pocos dudan que el móvil acaparará un papel principal en entornos dónde debería tener un papel marginal, puede servir de excusa incluso el hecho de que los dispositivos tengan pantallas cada vez más grandes y pueda resultar incomodo llevar en el bolsillo.

También es verdad que tanta comunicación existente en los Smartphone a través de Twitter o LinkedIn despierta un interés al igual que los avisos de WhatsApp, emails o chats de diferentes plataformas que irrumpen cada conversación existente en la mesa.

La doble pantalla también es un hecho real, el fenómeno de televisor y Smartphone cada vez es más real en parte porque los propios canales fomentan esta práctica para que así los contenidos ganen interactividad por parte de los oyentes (y atraigan a nuevos).

Todo lo anterior invita a pensar que el Smartphone conectado y en la mano invita a la sociabilidad, además todo apunta a que en poco tiempo las tabletas (de mayor tamaño y más cómodas) invadirán este nuevo territorio en busca de ganarse el uso de su usuario.

El móvil y las tabletas han cambiado los hábitos de lecturas perjudicando al libro tradicional, incluso hoy en día los móviles baten record en cuota de bolsillo a gran escala. Generalmente la gente no sale de casa sin comprobar que lleva su teléfono móvil en el bolsillo.

Adquiere así tanta importancia como las llaves y la cartera con el dinero y la documentación, aunque parece asumido que en un plazo medio de tiempo el móvil servirá para abrir cerraduras y realizar pagos y por tanto será lo único que saquemos en el bolsillo de casa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.