--> www.kuyle.info kuyle.info

Los operadores virtuales pierden la batalla contra los amagos en portabilidad móvil.

domingo, 16 de octubre de 2011 Kuyle.info

La lucha de los pequeños operadores, aquellos que no disponen de red propia y que nos empeñamos en llamar como virtuales, finaliza con una petición denegada por parte de la Comisión de Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

La portabilidad es un proceso por el cual un número de teléfono pasa a depender de un operador o de otro, su finalidad es permitir el cambio de operador del cliente sin perder el número.

Alrededor de este cambio se ha desatado toda una industria de retenciones mediante ofertas al cliente que intenta marcharse o en su defecto intentar captarlos desde otro operador mediante ofertas.

La captación se produce y la retención funciona a su vez, el cliente está en proceso de alta en la compañía enemiga cuando el operador actual intenta retener al cliente con ofertas o terminales.

El problema es que no todos los operadores actúan igual en este proceso, los grandes operadores son los que más clientes tienen y los que más pierden. Pero también los que más armas tienen para jugar.

Tanto Movistar como Vodafone y Orange intentan evitar la fuga de la mayor parte de clientes y en la mayoría de los casos consiguen finalmente convencer al cliente reinvirtiendo así el proceso.

Esto a la vista de los pequeños operadores con Simyo a la cabeza junto con el resto de operadores virtuales que forman la asociación Aenom, supone pérdidas al perder parte de clientes captados.

Estos operadores son los que más sufren la retención de los grandes porque consiguen captar clientes gracias a sus tarifas que finalmente son retenidos en la competencia con diversas tácticas.

Esta situación llevó a Simyo y Aenom a llamar a la puerta de la CMT para exigir un cambio de condiciones en el proceso de portabilidad para que este no sea un proceso de competencia directa.

Con ello denunciaban que el departamento de bajas no tuviera información sobre las líneas portadas en el acto, para que no pueda ponerse en contacto con el cliente y no se retenga al mismo.

Además tanto Simyo como Aenom indicaban también que para evitar pérdidas en el cambio de operador, el operador donante no podría llamar al cliente perdido durante un plazo mínimo de cuatro meses.

La CMT ha revisado la denuncia interpuesta y no ha decido cambiar las reglas del juego, entre otras cosas porque considera justa competencia la retención de clientes mediante ofertas.

Aún así recordamos que en Junio entrará en vigor la permanencia en 24 horas, aquí el cliente podrá solicitar si su portabilidad se realiza en 24 horas o 5 días laborables en función de su solicitud.

Aquellos clientes que verdaderamente busquen cambiar su línea móvil solicitarán un cambio de operador en 24 horas y el resto esperara la llamada de su operador, amagado por su marcha como cliente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Kuyle.info se compromete a publicar y responder su comentario lo antes posible.